martes, 21 de marzo de 2017

SIEMPRE, SU RISA



...ese nudo en la corbata,

esa mancha en la camisa,

en la cena una mirada,

y en esa noche, sin prisas,

se le nota enamorada.



Y una camisa doblada,  una mañanera brisa,

un adiós en una esquina con pena disimulada.

Y siempre, siempre, su risa.

viernes, 10 de marzo de 2017

DESENREDANDO EL PENSAMIENTO

En uno de esos momentos de recuerdos indeseados  y mensajes indeseables, Sant, que trataba de ordenar su pensamiento, hurgó en el subconsciente y descubrió, tapada con el polvo de la confianza, la verdad ausente y simulada que le cegaba, y pensó: "Su soledad es crónica e irreversible, mi injustificada paciencia ya no tiene sentido".

miércoles, 15 de junio de 2016

ALEGRE DECEPCIÓN

En aquella pequeña plaza, de Talavera, los regates se sucedían entre los setos y los remates de cabeza se precipitaban contra la pared del local que tenía la portería dibujada con tiza. Los sábados echaban un partido en un terreno cercano, con las porterías marcados con piedras o bolsos de deporte.

A pesar de su corta edad, se apuntaron al campeonato alevín organizado por el Ayuntamiento. Uno de ellos, el que se encargó de buscar  las camisetas, prestadas por "Zarra", y organizó al equipo, planificando entrenamientos y partidos, tenía que quedarse fuera, era mayor, tenía 12 años. 
Por unos meses no era alevín, y no podía participar en el campeonato, con el que tanto soñaba, ni jugar con los amigos, a los que tanto apreciaba; y para subsanar la decepción, entre todos decidieron que se inscribiera como entrenador.

Llegaron a la final, fue el equipo revelación, al "entrenador", le dieron una medalla y salió en los periódicos locales, destacando su excelente labor, a tan poca edad.

Cuarenta años después, con el título de Entrenador Nacional, aún espera el final de aquel sueño que comenzó en aquella pequeña plaza de Talavera.  

sábado, 6 de septiembre de 2014

¿Vamos "palante"?



… Accedí a mi asiento, a tu lado. Sobre mis rodillas coloqué la chaqueta y, en la oscuridad del viaje, antes del amanecer, deslizaste tu mano y agarraste la mía por debajo de ella, sin que nos vieran.

Con la vista al frente hurgaste en mi pensamiento al sentir tus movimientos, sensuales y delicados, a medida que se extendía por mi pecho ese deseo latente que no podía saciarse en ese instante y, con la suavidad que la situación requería paro no levantar sospechas, relajamos las piernas y suspiramos al unísono…

domingo, 13 de abril de 2014

CUÁNDO NOS EQUIVOCAMOS?


Hoy no hay palabras, ni sueños... solo recuerdos.
Cada uno con los suyos; tal vez coincidamos en alguno..

martes, 11 de febrero de 2014

ESCALERAS AL CIELO


…Yo delante y tú detrás no parecía buena idea porque no podría verte bien, aunque, con suerte, te recogería primero y me vería obligado a sentarme detrás, donde podría estar todo el rato observando como miras por la ventana, como reclinas la cabeza, como te duermes, por momentos, y como miras hacia atrás buscando los ojos que acarician tú silueta, en el asiento delantero.

martes, 4 de febrero de 2014

CONTRA TU LUZ.



…No podía aguantar más, sentía que te perdía, por momentos, y decidí salir a tu encuentro sin prestar la más mínima atención a mis compañeros de alterne, hasta que, por el camino, dejé de verte.

Doce pasos, aproximadamente nueve metros, que parecían dilatarse con la misma flexibilidad que negaba mi pensamiento, víctima de la impaciencia.

Al principio me preocupe, porque habíamos quedado para irnos de viaje y no tenías teléfono para llamarte; después pensé que por la mañana nos veríamos, y me quedé tranquilo, aunque pensando en cómo deberíamos acomodarnos en el taxi; mientras salía a la calle y respiraba angustia, por tu ausencia…