domingo, 18 de noviembre de 2007

Orellana la Vieja.


En Extremadura, al Noroeste de la provincia de Badajoz, entre la Sierra y el Embalse de Orellana, se encuentra situada Orellana la Vieja.Desde lo alto de la Sierra, cuya cota coincide con el Paseo de la Castellana de Madrid, se divisan las comarcas de La Siberia, La Serena y Las Vegas Altas del Guadiana.Es este un pueblo privilegiado, pues no en vano, tiene lo que todos desearían, monte y río.La sierra es un excelente espacio para realizar rutas en bicicleta o a caballo por sus numerosas pistas y caminos y también para disfrutar del senderismo. De cualquier forma en la que nos adentremos en ella sentiremos en la cara la suave brisa de aire y percibiremos por el olfato los aromas de la jara y del romero.Y si lo que nos apetece es el río, en la península del Cerro de la Herrería, a orillas del Embalse de Orellana, tenemos un complejo turístico al que se le ha dado en llamar, "Costa Dulce de Orellana", y que lo componen una serie de servicios como son: Playas, Auditorio, Club Náutico, Escuela de Vela, Restaurante, Camping, Hotel, merenderos, aseos y aparcamientos. En esta zona está próxima la apertura, actualmente en construcción, de un Centro de Tecnificación de Deportes Acuáticos.Quien lo conoce lo sabe y quien no lo conozca debe venir.

sábado, 10 de noviembre de 2007

EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA

10 Razones a favor

1.- Vivimos en una sociedad plural, multicultural y cambiante.
La escuela Pública es un claro ejemplo de ello.
El primer lugar en donde socializan nuestros hijos e hijas es en la familia, unidad de acogida diversa con proyectos propios y con sus valores distintos a otras.
En la escuela, lugar privilegiado de socialización entre iguales, además de aprender a aprender, aprenden a convivir como personas y como ciudadanos en la realidad social que les toca vivir, con unos valores universales que minimicen las diferencias y propicien la cohesión social.

2.- Desde esta área se potencia la labor educadora que han iniciado los padres y madres en relación a sus hijos.
• No trata de sustituir a nadie, ni reemplazar a las familias.
Hay valores privados, de la familia, como ideología y religión.
Y públicos, comunes, valores cívicos que todos podemos compartir.
• Es un mandato internacional: el Consejo de Europa, la Unión Europea, la UNESCO, la ONU...
• En la sociedad de la información y del conocimiento, junto a las familias están otros agentes educadores: la escuela, los medios de comunicación e información, los grupos de iguales. En donde se transmite una serie de contravalores a través de las pantallas fundamentalmente.
• Lo importante es aunar esfuerzos, trabajar todos en la misma dirección, y no establecer falsas competencias entre todos ellos.

3.- La Educación para la Ciudadanía no invade el terreno de la moral personal ni el campo de las creencias personales y, mucho menos, las convicciones religiosas de cada cual.
• Lo que realmente le interesa es lo común, los valores cívicos que todos podemos y debemos compartir.
• No somos buenos ciudadanos sólo por vivir en un sistema político democrático.
• Seremos buenos ciudadanos si hemos asimilado los valores comunes en los que se apoya la buena convivencia y la organización social.

4.- Los Derechos Humanos son el referente de los valores comunes que podemos compartir en nuestra sociedad.
• Entendidos como compendio y resumen de los principios morales que garantizan la dignidad de todas las persona y que puedan ser aceptados por todos con independencia de ideologías concretas.
• Son valores que recogen lo mejor de la humanidad, y rechazan todo lo que supone discriminación, injusticia o explotación del hombre por el hombre.

5.- El objetivo de la Educación para la Ciudadanía es formar personas críticas, activas y responsables.
• Capaces de argumentar por qué piensan o se comportan de una manera determinada.
• Participativas, capaces de mejorar la sociedad en la que le ha tocado vivir.
• Personas que asumen sus responsabilidades individuales y colectivas.

6.- Necesita coherencia entre la nueva área y el proyecto educat. del centro.
• Participación, responsabilidad, valores que se aprenden en la práctica, no en la teórica.
• Un buen plan de convivencia es la primera escuela de ciudadanía. Es un conjunto de prácticas y actividades diseñadas para ayudar a participar activamente en la vida democrática, aceptando y practicando sus derechos y responsabilidades en la sociedad.

7.- La Educación para la Ciudadanía debe suponer una mayor apertura y compromiso del centro con su entorno.
• Mayor comprensión de sus problemas y necesidades; mejor aprovechamiento de sus recursos.
• Mayor utilización de sus instalaciones; mayor incidencia en la mejora del barrio o localidad.
• Es necesario el compromiso de la Administración local, su implicación como institución educadora.

8.- La Educación para la Ciudadanía debe buscar el desarrollo de la competencia social y ciudadana.
• Saber convivir y comportarse como buen ciudadano en contextos muy diversos, no sólo en la escuela.
• Poniendo en práctica conocimientos y habilidades sociales: saber escuchar y dialogar, llegar a cuerdos, solución pacífica de conflictos...
• Consolidando valores básicos como el respeto, la tolerancia, la solidaridad, la participación, la libertad, la cultura de paz.

9.- Todos somos profesores/as de ciudadanía: profesor/a, padre y madre…
• Valores de ciudadanía están presentes en todas las áreas y asignaturas.
• Organización del centro y del aula, metodología, la relación profesorado y alumnos/as, son medios para la educación en valores de la ciudadanía.
• Las vivencias en la familia, autoridad, reparto de funciones, etc… son también claves para la adquisición de los valores democráticos.

10.- ¿Para qué una asignatura?
• Para tratar estos temas en profundidad, con la metodología adecuada, con contenidos específicos y una forma de evaluación propia.
• Al igual que se hace en otras asignaturas, pero adaptando la enseñanza a las características propias de la Educación para la Ciudadanía.
• El tratamiento transversal de la materia, queda condicionado muchas veces a la buena voluntad de determinados profesores/as.

martes, 6 de noviembre de 2007

SOBRE ORELLANA


En Extremadura, al Noroeste de la provincia de Badajoz, entre la Sierra y el Embalse de Orellana, se encuentra situada Orellana la Vieja.
Desde lo alto de la Sierra, cuya cota coincide con el Paseo de la Castellana de Madrid, se divisan las comarcas de La Siberia, La Serena y Las Vegas Altas del Guadiana.
Es este un pueblo privilegiado, pues no en vano, tiene lo que todos desearían, monte y río.

La sierra es un excelente espacio para realizar rutas en bicicleta o a caballo por sus numerosas pistas y caminos y también para disfrutar del senderismo. De cualquier forma en la que nos adentremos en ella sentiremos en la cara la suave brisa de aire y percibiremos por el olfato los aromas de la jara y del romero.
Y si lo que nos apetece es el río, en la península del Cerro de la Herrería, a orillas del Embalse de Orellana, tenemos un complejo turístico al que se le ha dado en llamar, "Costa Dulce de Orellana", y que lo componen una serie de servicios como son: Playas, Auditorio, Club Náutico, Escuela de Vela, Restaurante, Camping, Hotel, merenderos, aseos y aparcamientos. En esta zona está próxima la apertura, actualmente en construcción, de un Centro de Tecnificación de Deportes Acuáticos.

Quien lo conoce lo sabe y quien no lo conozca debe venir.

lunes, 5 de noviembre de 2007

SÉ TODOS LOS CUENTOS

Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.

Y he visto: que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre ha inventado todos los cuentos.

Yo sé muy pocas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos...
y sé todos los cuentos.
León Felipe.

domingo, 4 de noviembre de 2007

BIENVENID@S

Turismo, fiestas, deportes, reflexiones y sentimientos, así como impresiones sobre la vuelta a casa de los emigrantes, incluso las fotografías y los videos que deséis compartir.
En este blog se podrá escribir sobre esto y de todo lo que los participantes crean oportuno para engrandecer el nombre de este pueblo extremeño, así como de sus propios pueblos o lugares favoritos.

Y tened en cuenta el "RACUERO" que hemos publicado:
"El poder no está en poseer el conocimiento, sino en crearlo".
Es un pensamiento extraído de la conferencia que el Doctor Raúl Cuero, en honor al cuál hemos puesto el título de las citas, pronunció en la clausura del IV Congreso Internacional de Educared, en el Palacio Municipal de Deportes de Madrid, el día 31 de octubre de 2007.
Pensamiento que podemos enmarcar dentro del constructivismo social, "lo que aprendemos lo hacemos entre todos".
Esperamos que os animéis a participar para que, entre todos, podamos crear un sitio agradable de visitar, donde podamos sentir¡nos libres al expresarnos, en cuanto a la forma y los modos, siempre desde el respeto y la tolerancia.

SI EL HOMBRE PUDIERA DECIR LO QUE AMA

Si el hombre pudiera decir lo que ama,
Si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo
Como una nube en la luz;
Si como muros que se derrumban,
Para saludar la verdad erguida en medio,
Pudiera derrumbar su cuerpo, dejando solo la verdad de su amor,
La verdad de sí mismo,
Que no se llama gloria, fortuna o ambición,
Sino amor o deseo,
Yo sería aquel que imaginaba;
Aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
Proclama ante los hombres la verdad ignorada,
La verdad de su amor verdadero.

Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
Cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
Alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina,
Por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
Y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
Como leños perdidos que el mar anega o levanta
Libremente, con la libertad del amor,
La única libertad que me exalta,
La única libertad por que muero.

Tú justificas mi existencia:
Si no te conozco, no he vivido;
Si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.
Luis Cernuda