martes, 24 de junio de 2008

Palabras bonitas

¡Me alegro por la satisfacción que demuestran sus padres con las notas de María, de Jesus, de Teresa, de Antonio...! y me alegro también por ellos, espero que todos consigan la puntuación necesaria para poder estudiar lo que se pretenden.
Pero hay hij@s que nunca podrán sacar un 7'5, ni tampoco un 5, nunca podrán examinarse, hay hij@s que nunca podrán andar, hablar, ver..., son niñ@s que tienen algún tipo de deficiencia que les impide desarrollar las más elementales habilidades humanas.
Ell@s son atendid@s por sus padres, los cuales, amenudo, dependiendo del grado de discapacidad que presente cada persona, tienen que hacer frente a situaciones, trabajos, gastos, etc... que se salen de sus posibilidades. Muchos medicamentos, protesis, utensilios..., que no entran por la Seguridad Social mantienen en un estado precario a la familia que, aveces, no puede conciliar su vida laboral con la atención al hijo necesitado.
Las espectativas de éxito de estos padres no es la nota de corte, sino la supervivencia digna de su hij@ y de la familia, la cual a veces cuenta con otros hijos, hermanos, que sufren..., las consecuencias.
"Ley de dependencia", "Conciliación vida laboral y familiar", palabras bonitas.