miércoles, 16 de enero de 2008

LA FAMILIA

La FAMILIA, según Fernández de Riesgo, es una estructura de papeles o roles y relaciones que unidas por lazos de sangre, consanguinidad, y de matrimonio, afinidad, une a hombres, mujeres y niños. Las funciones universales que se les atribuye a la FAMILIA se centran en institucionalizar y canalizar la sexualidad, criar y posibilitar la culturización de los niños y jóvenes en intimidad, dividir el trabajo y establecer vínculos de parentesco.
Existen varios tipos de FAMILIA, nuclear, troncal, extensa, monoparental, reconstruida, agregada y unipersonal. Si la primera se refiere a la FAMILIA formada por la pareja de origen y los hijos del matrimonio, la segunda es aquella en la que conviven varias generaciones bajo el mismo techo, lo mismo que en la FAMILIA extensa a la que, además, se le unen parientes colaterales de otras generaciones. La monoparentalidad se produce por fallecimiento o separación de uno de los cónyuges o por iniciativa propia, mientras que la FAMILIA restructurada será aquella que reune a personas procedentes de varias familias en una nueva, dándose la circunstancia de FAMILIA agregada cuando se convive en régimen de cohabitación, sin ningún tipo de contrato legal, nos referimos a la FAMILIA de hecho, y sería unipersonal la FAMILIA formada por una sola persona.
Podemos añadir que existen subsistemas familiares denominados conyugal, parental, filial y fraternal, que hacen referencia a las relaciones entre los miembros de la FAMILIA, pudiendo ser la relación entre el matrimonio inicial con los mismos intereses y propósitos, la del matrimonio con los hijos y la relación entre hermanos en el subsistema fraternal o de fatria.
Podemos entrar en detalle sobre los diversos tipos de convivencia diciendo que, estos depende de la forma de residencia, del tipo de ascendencia o de la propia estructura matrimonial.
- Conforme al tipo de convivencia basado en la forma de residencia encontramos que la FAMILIA puede ser patrilocal, cuando viven en la residencia del padre, matrilocal, cuándo es en la residencia de la madre donde habitan y neolocal, si eligen un lugar de residencia nuevo para convivir.
- El tipo de convivencia FAMILIAR, si hace referencia a la ascendencia, puede ser patrimonial, cuando son los apellidos y la autoridad del padre la que se impone, matrimonial si es la madre la que impone su autoridad y apellidos o, abuncular, cuando se da prioridad a la línea de descendencia de la madre.
- Y diremos que según la estructura matrimonial, el tipo de convivencia familiar, puede ser polígama, si un hombre está casado con varias mujeres o poliandrina si, por el contrario, es la mujer la que convive con varios hombres.
Como veis, es un tema muy amplio que aún puede desarrollarse más; por eso cuando se escucha eso de: "...la FAMILIA en toda su extensión", realmente no sé a que se refieren. A mi me lleva a este argumento que demuestra que la familia, tal como la describe la Iglesia Católica, no es más que una variedad, un tipo, o una forma de convivir. Lo de las funciones universales de la familia y los estilos educativos de los padres, los cuales trataremos en próximas entradas, no son competencias exclusivas de un determinado tipo de FAMILIA, sino que están presente en todas las formas posibles de unión para convivir con las mismas espectativas y los mismos objetivos.